Rei de la rajola - les rajoles ideals per als petits hotels rurals

Pequeños hoteles rurales: la baldosa ideal


Las reservas en los pequeños hoteles rurales suelen ser de personas o parejas que quieren escapar durante unos días de su rutina diaria. Buscan espacios únicos donde relajarse y desconectar. Si quieres ofrecer una decoración acogedora, una buena opcion es el suelo de baldosa porcelánica. Este tipo de suelo aporta calidez y continuidad al espacio. Además, se adapta muy bien a cualquier entorno.

Baldosas para las estancias exteriores del hotel

Para la piscina, siendo un espacio propenso a mojarse, es bueno contar con baldosas que sean antideslizantes para evitar posibles accidentes. La piscina tiene que ser de vaso cerámico, ya que este material es resistente a los productos químicos utilizados para el mantenimiento del agua y su buen estado.

La baldosa ideal para la primera impresión

Todo hotel necesita una recepción con la ambientación adecuada. Es muy importante cuidarla, ya que la recepción es la primera parte que los huéspedes ven nada más entrar. La tendencia de decoración rústica incluye vigas, madera, piedra y elementos naturales como guía compositiva. Esta tendencia decorativa, además de ofrecer a los clientes un espacio acogedor, también aportará valor añadido creando experiencias sensoriales y de comodidad únicas.

Espacios íntimos

Si hablamos de decoración en espacios íntimos que promuevan la relajación y el ocio, hay que tener en cuenta los Spas o las saunas. En estos espacios es vital cuidar la higiene de las baldosas, ya que están expuestas a movimiento y cambios de temperatura constantes. Ya que se busca fomentar el descanso y la desconexión de los problemas, cromáticamente deberían predominar los colores claros y los tonos pastel. Los colores azules y verdosos transmiten serenidad, frescura y calma, a la vez que contribuyen a la creación de ambientes más íntimos, en combinación con una iluminación adecuada.

Baldosas que crean sensaciones

Cuando hablamos de la decoración de comedor, hay que tener en cuenta que son espacios donde se juntan grupos grandes de personas durante un período bastante largo de tiempo, dependiendo de diversos factores (y de las medidas vigentes anti-Covid, claro). Hablamos del concepto reverberación, que es un fenómeno acústico que consiste en el «rebote» del sonido en techos, suelos y paredes de la sala. Para contrarrestarlo hay que utilizar suelos de cerámica y así evitar, al menos en parte, este «rebote» del sonido. 

Decoración en los dormitorios

Los clientes reservan tu hotel porque a partir de una selección previa les ha parecido la opción más interesante. Quizás estén de escapada romántica de fin de semana, o de vacaciones lejos de la ciudad. Tu hotel siempre tiene que transmitir la misma línea que las imágenes de publicidad: apostar por suelos neutros y sobrios hará que los huéspedes se fijen más en la decoración de la habitación. Una decoración que se convertirá en experiencia una vez lleguen al hotel.

El color blanco proporciona amplitud del espacio y es muy estéticamente agradable. Aporta frescor, limpieza y elegancia. Recomendamos que el blanco se utilice como color de contraste en las paredes. En el estilo rústico, las paredes se caracterizan por su decoración con toques de tradición y naturaleza: apuesta por muebles artesanales, materiales naturales e incluso baldosas hidráulicas decorativas.

El rei de la rajola baldosa antique foto ambiente

Baldosas para aislamientos acústicos

Los suelos cerámicos son ideales para combinar con sistemas de aislamiento acústico. Es muy importante que en el hotel no interfieran sonidos del exterior, pero también que no resuenen los ruidos del interior para fomentar la intimidad de los clientes. Apuesta por la insonorización de los espacios interiores, ya sea con baldosas cerámicas u otros elementos de aislamiento

 

¿Necesitas ayuda para decorar un pequeño hotel rural? ¡Estaremos encantados de asesorarte!

¡Contáctanos!